Si busca una experiencia más cercana a la cotidianidad de Lima, probablemente lo que está buscando no sea un hotel. Quizá le conviene más rentar una cómoda y equipada casa de familia. Viva como un local, vaya usted mismo al mercado y cocine. Descubra cómo alquilar el mejor lugar.